Barcelona 92, la película

Hace un tiempo vi un teaser de la película Barcelona 92. En las imágenes se veía un panel con fotos del Barça de la primer Champions, una navaja, una bomber y un banderín de Boixos Nois. Terminaba sonando el comienzo de Barna 92 de Decibelios. No pasó desapercibido para mi.


Una película que se situara en esa Barcelona convulsa que nadaba entre los Juegos Olímpicos y el agua turbia de los barrios podía “dar que hablar”, o mejor dicho “dar de escuchar”. Por eso mismo quedé con su director, Ferran Ureña. Nos citamos en Plaza Lesseps, donde empieza a oler el barrio de Gràcia. Barrio en el que, en la película, se desata una pelea que termina con diversos heridos de arma blanca. Y mientras caían las primeras Voll Dam Ferran soltaba lo siguiente: “El concepto de Barcelona 92 es lo que podría ser un backstage. Si tu vas al teatro a ver una obra y estás ahí sentado verás una obra. Pero imagínate que te metieras detrás, entre los bastidores, verías otra obra. Y eso es lo que enfocamos un poco en Barcelona 92.

“Mi generación ha crecido en una Barcelona olímpica, la Barcelona que conocemos es la Barcelona de las olimpiadas, es decir todo el tema de la miseria que se vivió aquí en Barcelona nos parece muy lejano.”

“Con las olimpiadas se hizo borrón y cuenta nueva. Se vendió otra Barcelona. Se hizo una ciudad más cosmopolita, se abrió de cara al mundo. Con su modelo de turismo. Y poco a poco fue olvidando todo aquello que había heredado. El campo de la bota, la perona, los coches abandonados en la barceloneta… De golpe parece que nada de eso existió. O los barrios dormitorio que creó el franquismo, que algunos aún existen, como Ciudad Meridiana. En Barcelona 92 buscamos quedarnos de espaldas a las olimpíadas y mirar a la periferia.”

El cine kinki se caracterizó por retratar la periferia, el lado marginal. Incluso con la particularidad de que la mayoría de sus actores provenían de ahí mismo. La autenticidad era descarnada.
Y, sin intención de vincular a Barcelona 92 con el cine kinki, el tema de los actores me llevó a preguntar si en Barcelona 92 hay actores o son personajes reales y la respuesta es:

Ha habido actores y personajes reales. Pero en Barcelona 92 no son todos personajes marginales ni mucho menos.
De todas formas ha habido personajes que sí eran auténticos. De hecho es difícil saber cuales han sido actores y cuales han sido reales.

barcelona-92-la-ultima-cena

La película llevó casi cuatro años de rodaje, comenzó con otro director y en el ¿quiénes somos? de su web se lee la frase “El poeta crea la armonía partiendo del caos”.

Finalmente Barcelona 92 tendrá un pre-estreno (no abierto al público) el día 11 de Abril y en los próximos meses prometen dar fechas y lugares donde se proyectará la película en el resto de la península y catalunya (vía festivales, cines y muestras).  Es la “ópera prima” de Ferran Ureña y la descubrí con esa canción de Decibelios que decía “Barna 92, dónde coño estaré yo?
La pregunta salió sola: Barna 92, dónde coño estabas tú?

“Yo tenía cuatro años en ese momento. No tengo apenas recuerdos de las olimpíadas. Pero siempre me gustó la época de los 80, 90.”


Decibelios seguramente podía ser una banda de cabecera de los personajes de la película. El controvertido Vivo’s 88 los posicionaba en una cumbre que se iría desmoronando hasta que se disolvieron en 1990 tras el casi olvidado “con el tiempo y una caña“, pero dejando un peso histórico innegable.

Después de 24 años de silencio la banda anunció su regreso a los escenarios bajo el título de “¡A por ellos! 2014“.

Mi pregunta fue la siguiente: ¿Crees que los personajes de Barcelona 92 hubieran apoyado el regreso de Decibelios?

“Habría de todo, ya de hecho les paso en su etapa final, había gente que les había dejado de escuchar porque cambiaron totalmente de rollo. Había personas que no les gustaba la gente que iba a sus conciertos, otros que estarían molestos con las declaraciones de Fray en su retorno bastante tiempo después… También habría que entender el contexto del momento de Decibelios en los 80 y el querer agradar a todo el mundo, y ya se sabe que el primer paso para descontentar a todos es intentar tenerlos a todos contentos. Igualmente no se puede negar la importancia que tuvieron y que siguen teniendo.”

Y ¿Cuál sería la banda sonora de los personajes de la película?

“En ese momento: La Furia (si les hubiésemos retratado en el 93-94), Decibelios, Kortatu, Pisando Fuerte, Tijuana in Blue, Desperdicis Clinics, Cockney Rejects, no pararía de decir grupos…”

La Furia es una banda que versionó a The Clash en español.
“Por algo más que por gusto” se llamaba ese casete que se editó en 1993 y que atesoré a la primer escucha. Ahí había músicos de Maniática, otra banda que acaba de regresar, y esa grabación quedó impregnada en todos los hispanohablantes que gustamos de los Clash.
La versión de Preassure drop se tituló El precio del 92, otra crítica a esa Barcelona Olímpica.
En Barcelona 92 se deja ver el movimiento anti olimpiadas que se vivía entonces y Ferran dice: “Hay que contar que en las olimpiadas de Barcelona se hizo una persecución política, la operación Garzón fue eso al fin y al cabo. A gente que era independentista, gracias a la ley antiterrorista, se les persiguió, se les encerró y se les torturó.


En el último teaser que vi de Barcelona 92 se lee: “A partir de cierto punto no hay retorno. Este es el punto que hay que alcanzar“. No sé cuál será ese punto, me lo reservo para el estreno. Pero esa es una frase de Kafka y Kafka me remite a eso de la metamorfosis y de ahí que pregunte:

-¿Cuál crees que sería la metamorfosis de los personajes de la película?

“A algunos les hubiera sido más difícil adaptarse a ser un asalariado más. Yo creo que la metamorfosis de estos personajes hubiera ido a un punto más nostálgico. Recordarían con añoranza cuando hacían el cafre con los colegas, con el tema de Boixos Nois, cuando no tenían más preocupación que irse el fin de semana al Gol Sud y estar animando al equipo.

Algunos se acabarían desligando de todo aquello pero sí que tendrían ese vinculo nostálgico y poético con ese yo de cuando eran jóvenes.”


barcelona-92-tatuajes

Si tuvieras que elegir entre tatuarte un Cobi, un bulldog de los Boixos Nois o un Copito de Nieve, qué te tatuarías?

“Un Copito de Nieve, sin dudas.”

“Igual el tema de Boixos Nois nunca a tenido una ideología clara porque ahí compartía grada mucha gente, había gente que era de izquierdas, gente de derecha. Aunque los de derecha se dejaban ver más y es cierto que con el tiempo hubo más de derecha que de izquierda. Pero realmente Boixos Nois, cuando empezaron eran un grupo totalmente apolítico. Animaban al barça y tenían peleas como el resto, no creo que fuera algo exclusivo de ellos. Las brigadas blanquiazules si que estuvieron siempre más ligadas a un tema político.”


Del movimiento skinhead de esa época en la que se sitúa Barcelona 92 al de ésta época, ¿qué diferencia verías?

“En aquella época no había la información que hay ahora. En aquella época la información era por fanzines que traía algún amigo que iba a inglaterra, de francia escuchando grupos en cassettes que se prestaban unos a otros… Ahora hay una información gracias a internet que antes no la había, parece que no, pero eso ha cambiado mucho. Entonces era como un popurrí de todo, la información que hay ahora no es la información que había antes.”

“Con la vista del tiempo es muy fácil juzgar los hechos. Pero había que estar ahí.”

La Naranja Mecánica es un referente en el mundillo skinhead, crees que también lo hubiera sido si Kubrick incluía en la película el último capítulo del libro de Anthony Burgess, el capítulo 21, que habla de la regeneración del personaje?

“Cuando Kubrik hizo la adaptación del libro tampoco lo siguió fielmente todo. Pero no creo que la película sea una apología a la violencia. De hecho es una crítica a la violencia.
Creo que La Naranja Mecánica se hizo una película icónica por el momento en que salió, por el estilo visual que tenía. Pero que mucha gente la adoptó como referente por error, por no haberla entendido.”

-¿Barcelona 92 también tiene una crítica a la violencia?

“Sí, no apoya la violencia. Es totalmente antimilitar. Creo que hacer una película que apoye a la violencia no sería lícito. Luego cada uno lo puede ver como quiera. Pero definitivamente no es una película de violencia.” 


barcelona-92-fotograma

-¿Quién crees que disfrutará más a Barcelona 92: un punk, un skinhead o cualquier otro?

“No creo que habrá un colectivo en concreto. Yo creo que será la persona independientemente del colectivo del que cree que pertenece. Porque de hecho para mi es muy absurdo catalogar a la gente en si eres punki y o skin.
Sí que es verdad que mucha gente a lo mejor la verá porque salen Boixos Nois o Brigadas y tienen eso entre ojo y ojo y dirán “hostia, voy a ver esta película” o porque sale un skin. Pero a lo mejor a la gente que solo la va a ver por ese motivo no le gustará la película. De hecho si solo van a ver eso no se las recomendaría.”

-¿Crees que puede haber un paralelismo entre This is England y Barcelona 92?

“No, ninguno. No creo que Barcelona 92 llegaría a hacer un paralelismo a ninguna otra película que hayas visto.
This is England sí que se enfoca mucho en el tema del skin, todo aquello que pasó con el National Front, cuando se metió la política por el medio e utilizó al skin como fuerza de choque y esa división que hubo, con gente que se iba hacía un lado o hacía otro, creo que de eso habla This is England realmente.
Pero no creo que Barcelona 92 sea una película de skins, tampoco creo que los skins necesiten una película. No creo que les haga falta.”

Entonces, ¿Barcelona 92 no es una película de skinheads?

“No, no lo es. En la película sí que salen skins, como también salen insumisos, punkis, sale todo tipo de gente. Pero no es una película skin.”

“Yo creo que cuando la gente vea Barcelona 92 le dará nostalgia. Porque recordarán, porque es una película muy de barrio, muy costumbrista. Busca mucho el día a día de las personas.
Son diferentes personajes que por una acción u otra se han encontrado todos en el año 92. No hay ni buenos ni malos. No es una película de acción, ni se busca que pase algo, simplemente es el día a día de unas personas.”

Y como si de ese día a día de las personas se tratara, el bar de plaza Lesseps va bajando la persiana y Ana (ayudante de dirección), quien se sumó a la mesa después de la primer cerveza, antes de despedirnos dice:

“Yo voy a añadir que la gente irá al cine pensando en que va a ver una peli de skins, de peleas, etcétera y se va a encontrar con una peli de barrio, una peli de historias, de sentimientos. Una peli de como vivían los jóvenes en ese backstage de las olimpiadas.”

“Barcelona 92 es mostrar otra Barcelona. No creo que tenga un público definido.”

Para más información sobre Barcelona 92 visita su facebook haciendo clic aquí.

 www.barcelona92pelicula.com

Txt: Pablo Ottaviano

Barcelona-92-cartel-pelicula