Así conocí a Bad Manners‏

Año 1993, en un barrio alejado del ambiente musical y las casas de discos, donde no era moneda corriente encontrar aquella música que a uno le motivaba, decidí realizar casi diariamente largos viajes en bus hacia el centro de la ciudad. Una vez ahí, recorría y preguntaba en cada lugar por aquellos discos, los cuales me interesaban y que frecuentemente solía ver sus portadas y críticas en las revistas del momento.

Lo más preciado que me llevaba en aquel momento de aquellos viajes era volver a casa con un poco de información que no muchos tenían en aquellos tiempos, ya que era casi imposible conseguir los títulos que buscaba.

Un día al regresar a casa, después de aquellas caminatas llenas de cuestionamientos vi a un hombre de gafas oscuras, camisa a cuadros, pantalones cortos, calcetines blancos y un maletín algo pequeño. Dos semanas después, me enteré que era el hermano mayor de un chico que solía vendernos algunas grabaciones piratas, con el cual yo tenía cierta amistad. Así fue que en uno de nuestros encuentros, su hermano nos mostró algunas cintas, y ahí estaban esos títulos de esos grupos que tanto estaba buscando, pero había uno en particular que me interesaba, no sabía bien porque…ese disco era Return of the Ugly de Bad Manners, la legendaria banda británica, autora y precursora del 2Tone y del ska revival del 79.

Quince años más tarde, un 5 de enero del 2008, en la sala Apolo de Barcelona, me encontraba tomando esta fotografía al carismático showman y cantante Buster Bloodvessel y escuchando aquellas canciones que alguna vez me habían costado tanto conseguir.

Nunca más supe de aquel tipo de las gafas oscuras, supongo que se habrá mudado de barrio.

Lo que sí sé, es que aquel maletín contenía una trompeta en su interior.

bad-manners-barcelona

Txt y Foto: Federico Carbone