AC/DC deja huellas de tacón

La historia del rock les tiene reservado un espacio grande a esos australianos que un día decidieron llamarse AC/DC y nos hicieron mirar el grabador de otra manera.
Más de cuarenta años de carretera tirando de canciones de rock duro que suenan jóvenes (aunque estén viejos) sin dudas deja una huella. Más cuando su integrante estrella, después de tantos años y tantas arrugas, insiste con lo del pantaloncillo.

Los vi en vivo y vi en vivo a miles de bandas que los imitaban. El ritual siempre fue el mismo: cerveza, unos tipos tocando rock and roll y unos cuantos melenudos revoleando la cabeza.
Pero entre esas bandas tributo encontré una que me asombró: Pussy/DC, la sonoridad del nombre sin dudas es cautivante, pero el hecho de que cinco mujeres se junten a tocar canciones de AC/DC (y bajo ese nombre) me desbordó.

Para más, esto no es un producto anglosajón. Las integrantes lavan sus bragas en suelo italiano y dicen “grazie” entre canción y canción. Los lugares comunes nos llevarían al spaghetti, el mundial 90 y la pizza margarita, pero un riff de guitarra nos susurra al oído eso de “highway to hell” (y mejor acompañados).

De todas formas mi hallazgo no es tan grande. Pensé que eran únicas, que no muchas chicas podían gustar de parecerse a Angus Young y compañía. Pero como siempre los enlaces de YouTube me llevaron del cielo al infierno. Y encontré una banda alemana llamada Black Rosie, una suiza de nombre Back N Black Girls y ya no una banda, sino una chica haciendo una versión de Thunderstruck con el violín. Hasta ahí llegué, puse el “Let there be Rock” con Bon Scott al frente y dejé de buscar, pero finalmente desemboqué en Her Way To Hell, el tributo propiamente australiano y con una mujer envuelta en ese trajecito de estudiante y en esos pantaloncillos.

No me perturbó la idea de que una de las bandas con más testosterona sea interpretada por un conjunto femenino, pero permítanme que (un domingo a la mañana) yo me asombre. Porque aunque Angus Young diga “el rock es mi viagra”, por lo visto, también AC/DC deja huellas de tacón.

Txt: Pol Tax